Un proyecto que busca modificar la ley de trasplantes y donación de órganos, para aumentar la cantidad de donantes en el país, fue presentado por el senador de Cambiemos Juan Carlos Marino y los padres de Justina Lo Cane, la niña de 12 años que murió en noviembre pasado a la espera de un trasplante de corazón. En un encuentro en el salón Arturo Illia, Marino explicó que su propuesta se apoya en tres pilares: "desmitificar, simplificar y liberar a las familias de tomar una decisión en el momento trágico de la muerte de un ser querido".

La iniciativa "busca cambiar el paradigma sobre trasplante de órganos en la Argentina ya que, de prosperar, todos seremos donantes salvo que manifestemos nuestra voluntad en contrario y no sea necesario consultar a ningún familiar para confirmar o rechazar esa decisión".Además se intenta lograr que todo el proceso tenga más celeridad y que nuestro país sea de vanguardia", agregó.