Una diputada bonaerense propuso agregar a la ley de Tabaquismo de la provincia de Buenos Aires la prohibición de fumar "en los parques, plazas y/o espacios verdes destinados a la práctica de actividades deportivas o al juego y/o recreación de menores de edad en especial".

"La presencia del humo de cigarrillo es perjudicial tanto para para aquellas personas que realizan actividad física en estos espacios, como para los niños, quienes son particularmente sensibles" al humo del cigarrillo, subrayó la legisladora provincial Laura Ricchini (Cambiemos) en su propuesta.

Los parques, plazas o espacios verdes "constituyen un entorno público al aire libre para el ejercicio, recreación o juego que muchas veces atraen a gran cantidad de personas, especialmente familias con niños", expresó. En los fundamentos del proyecto, citó un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) según el cual el tabaco mata cada año a más de 7 millones de personas en el mundo, de las cuales unas 890.000 son no fumadores expuestos.

En Argentina, el tabaco es responsable de más de 40.000 muertes por año, y el 20% son "fumadores pasivos", es decir, personas que no fuman pero conviven con otros que sí lo hacen.