El termómetro trepa y el sol brilla más fuerte. El verano inminente invita a disfrutar del aire libre. Pero, en esta época, se refuerzan los consejos para el cuidado de la piel y la prevención del cáncer, conductas que son importantes durante todo el año.

Esta semana habrá chequeos gratuitos en hospitales, clínicas, centros médicos y en consultorios de profesionales particulares, en el marco de una campaña organizada por la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), que se extenderá hasta el viernes. Además, habrá diferentes actividades en el país orientadas a fomentar el control de la piel durante todo el año e informar sobre los factores predisponentes y las medidas de prevención. En los últimos 30 años hubo más gente con algún tipo de cáncer de piel que con cualquier otro tipo de cáncer.

Los profesionales advierten que las radiaciones ultravioleta tienen un efecto acumulativo y causan daños irreversibles en la estructura de la piel. Las exposiciones reiteradas o indiscriminadas a estas radiaciones, producen a largo plazo fotoenvejecimiento y cáncer de piel, entre otras afecciones. “Se estima que a los 18 años una persona ya se expuso al 80% del total de las radiaciones solares que recibirá en toda su vida, por lo cual es fundamental evitar el daño solar desde el nacimiento”, alertan desde la campaña.

Los datos recopilados durante la campaña 2016 indican que las mujeres se protegen más que los hombres, pero ellos muestran un crecimiento sostenido en la incorporación del hábito de cuidado. En tanto, los adultos mayores se protegen más respecto de la población más joven (han incorporado el uso del protector solar en forma diaria). Un dato muy alentador es que se incrementó en un 50% el uso del protector solar como forma de cuidado frente al sol, comparado con las 3 últimas campañas: 2 de cada 3 lo utilizan.

Luces y sombras
De todo el espectro de radiaciones solares, sólo la luz visible, los infrarrojos y una parte de la luz ultravioleta alcanzan la superficie terrestre. La radiación ultravioleta es la principal responsable de las alteraciones de la piel. El efecto de las radiaciones UV en la piel es acumulativo, progresivo e irreversible.

Entre los distintos tipos de patologías, según datos proporcionados por la SAD, en los últimos años ha existido un crecimiento exponencial de los casos melanoma en el mundo. En varios países europeos el aumento de incidencia anual supera el 2%. El melanoma es la causa más frecuente de muerte entre las enfermedades cutáneas. En Argentina se estima que el melanoma cutáneo es aproximadamente el 1,2% de todos los tumores malignos, con unos 1.500 casos nuevos por año.

Cerca de un 40% de los melanomas se diagnostican antes de los 55 años, siendo este un cáncer muy importante en relación a la reducción en la esperanza de vida de los pacientes.

La prevención y el chequeo son las armas más importantes frente a esta enfermedad. Para conocer los lugares más cercanos y realizar consultas sobre charlas y centros de atención se habilitó una línea gratuita de consultas: 0800 - 999 0723.

  • Los lunares: conocer y controlar

Los lunares (o nevos melanocíticos) son comunes en todas las personas. Predominan en las zonas expuestas al sol pero pueden localizarse en cualquier parte de la piel.

Los nevos habitualmente suelen ser planos o de forma redondeada, simétricos, de bordes regulares y de un tamaño menor a 5-6 mm. A veces, las personas presentan lunares más grandes, irregulares, con distintos colores: se los llama atípicos. Las personas que presentan este tipo de nevos tiene un mayor riesgo de desarrollar una forma de cáncer de piel.

Recomiendan consultar a un dermatólogo ante cualquier cambio que note en un lunar o mancha, o ante heridas que no cicatrizan. También hacer un “autoexamen” en forma periódica, sin olvidar mirar las palmas y plantas, la región genital, el cuero cabelludo, la boca, el interior del ombligo y las axilas.