Una cápsula "inteligente" que una vez ingerida ofrece información sobre el estado del intestino fue probada por primera vez en humanos, lo que representa un "gran avance" que podría "revolucionar" la prevención y diagnóstico de enfermedades, publicó la revista Nature.

La píldora en cuestión detecta y mide en tiempo real los gases presentes en el intestino, como el hidrógeno, el dióxido de carbono o el oxígeno, datos que pueden enviarse a un celular.

Los primeros ensayos con dicha cápsula revelaron mecanismos del cuerpo que no se habían observado hasta ahora y un potencial nuevo sistema inmunológico, según un comunicado del australiano Real Instituto de Tecnología de Melbourne.

La nueva tecnología y sus descubrimientos ofrecerán una nueva opción para las personas -una de cada cinco- que sufrirán un desorden gastrointestinal a lo largo de su vida, además de propiciar pruebas menos invasivas como las colonoscopias.

El director del estudio y uno de los creadores del nuevo dispositivo, Kourosh Kalantar-Zadeh, explicó que las pruebas mostraron que el estómago humano emplea un agente oxidante para luchar contra los cuerpos extraños en el intestino.

Este nuevo conocimiento "podría ayudarnos -señaló- a entender mejor cómo se producen enfermedades debilitadoras como el cáncer de colon".

El dispositivo también puede ofrecer "una forma más eficaz de medir la actividad microbiana del estómago" un factor fundamental para determinar la salud intestinal, sin usar muestras fecales o la cirugía.