Apple busca obtener alrededor de u$s1.000 millones de Samsung Electronics en otra ronda derivada de una larga disputa por infracción de patentes de teléfonos inteligentes.

Los miembros del jurado en el nuevo juicio ante la jueza federal de distrito Lucy Koh en San José, California, fueron informados desde el inicio que la compañía surcoreana infringió tres de las patentes de diseño de Apple y dos patentes de utilidad. Su único trabajo, dijo el abogado de Apple, Bill Lee, es determinar qué daños puede recaudar.

La pregunta básica para el jurado es: ¿debería Samsung pagar daños y perjuicios por todo el dispositivo o sólo por los componentes que se infringieron? Samsung dice esto último y está exhortando al jurado a que limite los daños a u$s28 millones, informó Bloomberg.

"Las demandas pueden llevar mucho tiempo", dijo Lee ante el jurado. Les pidió que "retrocedan en el tiempo" hasta el 2006 para considerar los teléfonos móviles, los controles deslizantes y lo que parecían otros teléfonos celulares antes del iPhone de Apple.

Samsung obtuvo ingresos por u$s3.300 millones y u$s1.000 millones en ganancias de millones de teléfonos que infringieron las tres patentes de diseño de Apple, dijo Lee. Eso es aparte de las ganancias que Samsung obtuvo al infringir dos de las patentes de utilidad de Apple, dijo Lee.

El veredicto de un jurado de u$s1.050 millones desde 2012 fue reducido por un nuevo juicio en 2013, junto con apelaciones y ajustes. Después que Samsung aceptara pagar algunos daños, el caso fue derivado a la Corte Suprema de EE.UU. en 2016 y devuelto a Koh con la orden de reconsiderar una porción de daños de u$s399 millones.

Sin mencionar la decisión de la Corte Suprema, el abogado de Samsung, John Quinn, enfatizó a la sala que el fallo le permite a la compañía argumentar que los daños deberían basarse en las ganancias que obtuvo de los componentes específicos que infringen las patentes de Apple, en lugar de todo el dispositivo.

Quinn le dijo a los miembros del jurado que mantuvieran una "mente abierta" y se resistieran a la calificación de Apple de que la compañía surcoreana estaba estancada en modelos de teléfonos antiguos hasta que copió a Apple. El alcance de las patentes de diseño de Apple "es muy estrecho", dijo.