Argentina compite con Chile por ser el lugar elegido para un nuevo centro de datos de Amazon.com en Sudamérica, según personas al tanto del tema, una señal del éxito que está teniendo el presidente Mauricio Macri en su objetivo de reinsertar al país en la economía mundial.

A fines del año pasado, Macri se reunió en Nueva York con Elaine Feeney, vicepresidenta de Amazon para expansión global de infraestructura. Chile mantuvo varias reuniones con Amazon hasta mediados de 2017, y la presidenta Michelle Bachelet visitó la sede central de la empresa durante un viaje a los Estados Unidos en junio. Amazon aún no ha decidido cómo avanzar y en definitiva podría terminar teniendo centros en ambos países, dijo otra persona.

La idea de que Argentina pudiera competir con Chile por inversión extranjera habría sido impensable durante el gobierno de Cristina Fernández.

Los controles cambiarios y las restricciones a las exportaciones mantenían alejados a los inversores.

"Más allá de lo que podría significar en inversión real, sería muy importante simbólicamente", dijo en una entrevista telefónica Enrique Carrier, director de la firma investigadora de mercado en el área de telecomunicaciones e internet Carrier y Asoc.

Expansión en la nube

Amazon viene expandiendo su infraestructura de computación en la nube en todo el planeta en tanto más compañías pagan por tener sus datos y aplicaciones alojados a distancia. En el caso de las compañías de tecnología, tener un centro de datos de Amazon contribuye a reducir costos y mejorar la velocidad de los datos en comparación con tener que depender de domicilios fuera del país, dijo Carrier a Bloomberg.

Chile atrae habitualmente alrededor del doble de inversión extranjera directa que su vecino. En 2015, Chile obtuvo u$s20.500 millones, en comparación con los u$s11.700 millones de Argentina, según la unidad de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe, conocida como CEPAL. En 2014, Chile cuadruplicó la inversión extranjera directa de Argentina.

Con Macri, Argentina ha atraído el interés de los inversores, hasta el momento principalmente en el sector financiero. Los inversores a largo plazo desconfían de la volatilidad financiera y política de Argentina. Recibió promesas por unos u$s79.000 millones de inversores extranjeros, de los cuales un 8% fue desembolsado mientras que un 43% está en marcha, según la subsecretaría de Promoción Comercial y Desarrollo de Inversiones de Argentina. El otro 50% se mantiene en suspenso por ahora.

Un equipo de Amazon visitó recientemente Argentina para evaluar el mercado de los servicios en la nube y averiguar más acerca de cómo serían gravados, según personas al tanto del tema. El gobierno está haciendo todo lo posible por fomentar la demanda: el mes pasado, el banco central autorizó a los bancos a tercerizar sus servicios tecnológicos en la nube.