Los astrónomos de un observatorio de los Estados Unidos descubrieron que el planeta gigante HR8799c, a 179 años luz del sistema solar, tiene agua y carece de metano en la atmósfera. La tecnología actual no permite determinar la existencia de vida en su superficie, pese a algunas condiciones planetarias favorables.

Los científicos del observatorio Keck, que se encuentra cerca del volcán inactivo de Mauna Kea, en el estado de Hawái, anunciaron en la publicación The Astronomical Journal que por medio del estudio de imágenes del exoplaneta obtenidas en 2008, y con la tecnología del análisis de la luz reflejada por ese cuerpo, se había logrado determinar la composición de la atmósfera.

La proporción de gases es la propicia para albergar la esperanza de que hubiera vida en ese planeta, pero entran en danza más factores, como la temperatura, un dato que todavía se desconoce.

El sistema de cuerpos que giran alrededor de la estrella está compuesto en principio por cuatro planetas gigantes, entre los cuales se halla el mencionado HR8799c, que acaba de detectarse.

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos