Las operaciones de comercio electrónico registraron un aumento en la facturación del 52% en 2017, al sumar un monto superior a los $156.300 millones, en un contexto en el que nueve de cada diez argentinos adultos conectados a internet realizaron compras por esta vía el año pasado.

Según un informe difundido por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en total se vendieron 96 millones de artículos a través de 60 millones de órdenes de compra.

En la presentación de resultados de la actividad, el titular de la CACE, Alberto Calvo, dijo que para 2018 "están dadas las bases para seguir creciendo, todas las categorías tienen margen para crecer mucho más".

Por su parte, el director institucional de la CACE, Gustavo Sambucetti, sostuvo que el comercio electrónico explica "entre el 2% y 3% del total de ventas minoristas en el mercado argentino" y que equivalen a alrededor de 1,3% del PBI nacional.

Al ser consultado sobre las compras en el exterior a través de este sistema, Calvo señaló que -tras cruzar información con la Aduana- ese segmento fue equivalente al 4% del total en 2016, mientras que en 2017 trepó a entre 7% y 9 por ciento.

El ticket promedio también tuvo un incremento del 19% al pasar de $2.185 en 2016 a $2.600 en 2017; y tanto las órdenes de compra como la cantidad de artículos marcaron un alza interanual del 28 por ciento.

"Todos los indicadores mejoran, hay un aumento real percibido del lado del consumidor", aseguró Calvo, quién enfatizó la importancia de desarrollar un ecosistema digital para apoyar el crecimiento económico y social del país.

En promedio se vendieron en el país 263 productos por día a través de internet, y las categorías que más facturaron fueron pasajes y turismo, celulares y teléfonos, indumentaria deportiva, electro y aire acondicionados y en quinto lugar indumentaria no deportiva.

Las ventas de empresas hacia consumidores marcaron un incremento del 55% y representaron el 93% del total de las ventas vía comercio electrónicos.

Mientras, las transacciones entre consumidores (C2C) representan el 7% del total con $11.300 millones y tuvieron un incremento del 26% respecto a las registradas en 2016.

Los rubros que más crecieron en la comparación con 2016 fueron Alimentos y Bebidas con un 76% más facturado por lo que pasó a representar el 8% del total; con el mismo nivel de crecimiento el rubro materiales de la construcción se ubica aún en el 1% de participación.

En tercer lugar se ubicó la venta de entradas a espectáculos, que representan el 3% de las ventas totales, seguida por Pasajes y Turismo,que registró un incremento del 71% en facturación y mantiene una participación del 28%; e indumentaria no deportiva que creció 66% y participa con un 3 por ciento.

Julieta Dejean, directora Comercial de la consultora Kantar TNS, indicó que internet móvil "se consolida como hábito dado que el 39% de las operaciones de búsqueda se realizan a través de este medio y el 27% de las compras son exclusivas desde el celular".