Tres meses después de su primera visita, el ex directivo de Cambridge Analytica, Alexander Nix, volvió al parlamento británico para responder preguntas sobre el escándalo por el uso indebido de datos de más de 87 millones de usuarios de Facebook.

El ex CEO de la consultora había negado en febrero que la empresa haya recibido datos de Aleksandr Kogan, el investigador que tuvo acceso a la información de millones de usuarios de Facebook. Sin embargo, en su nueva visita reconoció que Cambridge Analytica había recibido datos del académico.

"La respuesta a esta pregunta debería haber sido sí", dijo Nix, quien explicó que en la anterior visita creía que le habían preguntado si Cambridge Analytica todavía tenía datos del investigador.

Nix también declaró que se había "dejado llevar" y que fue un "tonto" cuando sugirió que la empresa usaba "bellas chicas" para seducir a los políticos.

El ex directivo de Cambridge Analytica explicó que los dichos que quedaron grabados en una cámara oculta eran una "mentira" para impresionar a potenciales clientes.

El comienzo fue tenso. El Presidente del Comité de Cultura, Medios y Deporte, Daniel Collins, le ofreció a Alexander Nix hacer una actualización sobre la situación actual de Cambridge Analytica, pero el exdirectivo de la empresa empezó a leer una declaración.

En ese momento, Collins lo frenó y le aclaró la seriedad de la situación: "la forma en que esto funciona es que nosotros hacemos preguntas y los testigos las responden".

En medio del escándalo, Nix fue acusado de quedarse con u$s8 millones de Cambridge Analytica antes de su cierre. El ex directivo fue suspendido en marzo por el escándalo de los datos.