La empresa tecnológica Facebook se enfrenta al menos a cuatro demandas colectivas de usuarios y accionistas en Estados Unidos tras la polémica filtración de datos de millones de miembros de la red social a una consultora política conocida esta semana.

Las cuatro demandas se han interpuesto esta semana en cortes federales de California y, entre ellas, destaca una que pretende amparar a los hasta 50 millones de usuarios de Facebook cuya información obtuvo la consultora Cambridge Analytica, recoge el diario SF Gate.

Lauren Price, de Maryland, puso la demanda colectiva en una corte de San José en nombre del grupo de afectados y en su documento, disponible en internet, alega que durante las elecciones de 2016 fue objeto "frecuente" de publicidad política dirigida a ella misma mientras utilizaba Facebook.

El abogado Jeremiah Hallisey demandó también en San José y en nombre de los accionistas de Facebook al máximo ejecutivo de la compañía, Mark Zuckerberg, a su directiva Sheryl Sandberg, y a miembros de su consejo directivo.

Hallisey pide una compensación que devuelva a los accionistas su posición previa a la polémica y una orden judicial para que Facebook mejore sus procesos internos.

Por su parte, los accionistas Fan Yuan y Robert Casey presentaron sendas querellas en cortes de San Francisco y San José, respectivamente, contra Zuckerberg y el máximo responsable financiero de Facebook, David Wehner.

Según la cadena NBC, ambos denunciantes pretenden convertir sus casos en demandas colectivas y reclaman a la firma las pérdidas financieras derivadas de su caída bursátil tras la revelación de la brecha de datos, que hundió su cotización casi un 7% y ha recortado u$s50.000 millones de su valor de mercado.

Ver más productos

La beata Laura Vicuña, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a la beata Laura Vicuña

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos