El máximo responsable de la GSMA en Latinoamérica, Sebastián Cabello, cree que el despliegue del 5G, la quinta generación de la tecnología de telefonía móvil, empezará en Latinoamérica a mediados de 2020, un año después que en Europa.

La GSMA, la asociación que representa a los principales operadores móviles del mundo, presentó un informe sobre el estado de la Economía Móvil en América Latina y el Caribe durante 2017. Divulgado en el Congreso Mundial de Móviles en Barcelona, sostiene que aunque los operadores tienen actualmente como prioridad el despliegue del 4G en Latinoamérica, la cobertura 5G se extenderá con velocidad "a partir de mediados de 2020" en la región.

GSMA estima que la cobertura del 5G llegará aproximadamente al 50% en 2025, cuando el total de conexiones será superior a los 50 millones en Latinoamérica.

Cabello aseguró que la demora de la región en adoptar el 5G en comparación a Europa es "bastante razonable", ya que Latinoamérica se ahorrará lidiar con los problemas que surgen al querer introducir una nueva tecnología.

Si bien, los responsables de la GSMA en la región no quisieron especular acerca de qué país puede introducir primero el 5G, aunque recordaron que Chile fue pionero con el 2G y el 3G.

De hecho, señalaron que el estándar de la tecnología 5G se acabará de definir en el mes de junio.

Por otra parte, la GSMA auguró que América Latina tendrá una tasa de adopción de teléfonos inteligentes del 71% en 2020, frente al 65% actual.

Smartphones

Desde principios de 2016 se han incorporado 85 millones de teléfonos inteligentes en Latinoamérica, gracias al empuje de países como México o Brasil, donde la tasa de adopción de "smartphones" alcanza un 72 por ciento.

De cara a 2020, la GSMA vaticina que habrá 171 millones de nuevos usuarios de teléfonos inteligentes en Latinoamérica, de forma que la región tendrá una tasa de adopción por encima del promedio global.

Por otra parte, la GSMA considera que la inversión total de los operadores en Latinoamérica alcanzará los u$s70.000 millones hasta 2020 para extender la cobertura del 4G a casi el 90 % de la población de esos países.