La ciencia y sus aplicaciones avanzan a paso cada vez más acelerado y, por su impacto en la manera de hacer negocios y en la vida cotidiana, se hace necesario conocer y adaptarse a las innovaciones más resonantes como son las tecnologías inmersivas. Es decir, aquellas que permiten a los usuarios ingresar a un mundo artificial que, por su realismo, es muy fácil olvidar que se trata de una ficción.

Pero ¿cuáles son las tecnologías inmersivas? La realidad virtual (RV), la realidad aumentada (RA), la realidad mixta (RM) y los hologramas.

Límites flexibles

Cada una de las tecnologías inmersivas tiene sus características y aplicaciones. Así, la RV se caracteriza por hacer que quienes la utilicen sientan que ingresan a un mundo diferente. Con ella es posible, por ejemplo, sumergirse en aguas profundas a través de lentes especiales que permiten visualizar el paisaje, el movimiento del agua, la variedad de la fauna y flora marina en 360 grados y con una definición altísima. La realidad que conocemos y en la que efectivamente uno se halla, quizás el living de su casa, parece desaparecer por completo. Uno pierde, entonces, la noción de que está ahí para fundirse con una realidad virtual.

La RA, en cambio, lo que hace es que el usuario acceda fácilmente a información extra, práctica e interesante (textos, videos, hologramas), en su entorno real. Por caso, con una aplicación en el teléfono inteligente, uno puede comprobar si el sillón que desea comprarse realmente queda bien en su habitación, antes de encargarlo y pagarlo; o, al mirar una obra de arte en un museo, conocer datos relevantes sobre el artista, la técnica, la historia o la composición de la pieza.

A su vez, la RM es una combinación de la interactividad que ofrece la RV con la potencia visual que caracteriza a la RA. En definitiva, invita a adentrarse en un universo virtual, pero en un entorno verdadero, en el que es posible accionar y comunicarse con elementos simulados.

Finalmente, los hologramas son figuras tridimensionales con un realismo sorprendente, con las que es posible relacionarse de manera directa. Así, se puede hablar, preguntar y obtener respuestas de un holograma que remite a una persona real que no está físicamente delante de uno, pero sí virtualmente e, incluso, en mayor, igual o menor tamaño que el de carne y hueso. Uno podría, entonces, tener una reunión con su jefe viéndolo y escuchándolo tal como efectivamente lo hace, pero a distancia.

El futuro es presente

Todas estas innovaciones dejaron de estar en el terreno de lo imaginario. Hoy existen y son un presente con un futuro que no parece tener limitaciones. Incluso, son cada vez más las empresas que se especializan en tecnología visual inteligente y que pretenden potenciar el mercado.

Con ese mismo propósito nace la feria Virtuality, que ya tuvo sus primeras dos ediciones en París (en 2017 y en febrero de 2018) para reunir a los jugadores europeos de la industria y que pronto, entre el 7 y el 9 de junio, aterrizará en la capital argentina.

Virtuality Buenos Aires, será la primera Feria de Tecnologías Inmersivas en Latinoamérica y se realizará en el Centro Metropolitano de Diseño. Serán tres jornadas dedicadas a los nuevos desarrollos en RV, RA, RM y hologramas. El evento, una iniciativa de los franceses Julien Brun y Olivier Godest, contará con charlas de 40 oradores locales e internacionales, espacios de networking y más de 80 expositores ligados al marketing, el cine, los videojuegos, la salud y la educación.

Es que las tecnologías inmersivas tienen toda clase de aplicaciones y posibilidades y, por lo tanto, movilizarán gran cantidad de dinero en los próximos años. Según estima Digi-Capital -una consultora que asesora a compañías de todo el mundo especializadas en videojuegos y en tecnologías inmersivas- el mercado de RV podría alcanzar un valor de u$s 25 mil millones en el año 2021 y el de RA, para la misma fecha, de u$s 83 mil millones.

Por eso, el objetivo de realizar Virtuality Buenos Aires es posicionar a esta ciudad como la capital de las tecnologías inmersivas de América Latina. De hecho, la entrada es gratuita. Sólo hace falta inscribirse a través de la web de la feria (virtuality-buenosaires.com).

Ser o no ser

Pero ¿por qué la elección por Buenos Aires? “Es que hay muchas sinergias en el mercado de Francia y Argentina. Son dos países muy fuertes en la producción de contenido. Históricamente, Argentina lo es en videojuegos, películas y animación y ahora también es fuerte en este tipo de tecnologías. Hay 80 productoras en Buenos Aires de RA y RV (le sigue los pasos a París donde hace dos años había esa cantidad y ahora más de 200) que realizan contenidos de calidad. Por eso muchas productoras europeas quieren coproducir con las argentinas”, explica Brun.

De hecho, entre las sorpresas de Virtuality Buenos Aires, se destaca el anuncio de una coproducción entre una firma local y la francesa Atlas V. Se trata de un cortometraje de RV con una inversión nunca vista hasta ahora entre ambos países. Se estrenará en el Festival de Cine de Sundance, Estados Unidos; y luego se exhibirá en el Festival de Cannes para, finalmente, presentarse en Virtuality Buenos Aires.

En la feria, como se dijo, estarán presentes todos los sectores que aprovechan las tecnologías inmersivas. Entre ellos, el marketing que cada vez aplica más la RV, por ejemplo, para promocionar productos; o la RA, para mostrarte cómo te queda un vestido o un traje sin tener que ir al local a probártelo. De hecho, un estudio realizado por Oracle en Europa, Medio Oriente y África titulado ¿Pueden las experiencias virtuales reemplazar a la realidad?, se afirma que el 78 % de las marcas planean ofrecer experiencias basadas en la realidad virtual para 2020.

En la presentación del informe, el director de Experiencia del Cliente de Oracle, Roland Koltchakian, declaró que “si algunos consideran a la RV como una moda pasajera, el compromiso de muchas de las grandes empresas internacionales que desarrollan productos de RV parece demostrar lo contrario. Las marcas buscarán siempre probar novedosas tecnologías con el objetivo de proponer a sus clientes experiencias tan innovadoras como inolvidables”.

El cine, con apoyo del INCAA, también tendrá un espacio destacado en la feria para que el público pueda asombrarse con películas y animaciones en RV y jugar a videojuegos que “es una tendencia muy importante en el mundo. En Europa hay muchas salas de RV en las que, por u$s 10, podés disfrutar de dos horas de cine o videojuegos. Es que aún es muy caro para la gente comprar un casco” para vivir la experiencia de manera privada. “Sin embargo, esto también está cambiando”, aclara Brun.

De hecho, según informó IDATE DigiWorld, uno de los principales especialistas europeos en tecnologías de la información y la comunicación, el número de usuarios de cascos de VR aumentará de 10.9 millones que había el año pasado, a 61.6 millones para 2020.

Lo cierto es que, en París, por ejemplo, ya hay una veintena de salas y en Buenos Aires, por ahora, tres.

Salud, arte, cultura y turismo

La salud también se beneficia con las tecnologías inmersivas tal como demostrará Virtuality Buenos Aires. Allí, por caso, la empresa francesa Actimage presentará su app Hol’autism, una aplicación desarrollada con RM, pensada para que niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA) aprendan a desenvolverse, con mayor facilidad y de manera lúdica, a distintas situaciones cotidianas, favoreciendo su autonomía.

Asimismo, se expondrá el caso de una compañía que desarrolla herramientas de RV para la práctica médica en cirugía. También, el de la app argentina para smartphones, Mindcotine, pensada para dejar de fumar. Existen, además, otras que tratan fobias o que comparan medicamentos.

Más espacios de la feria estarán dedicados a la cultura y al arte. Allí, por ejemplo, se presentarán propuestas de RV para que el usuario pueda darse el lujo de entrar en una pintura y ser un personaje más de una obra de Van Gogh, Velázquez o Toulouse Lautrec, por mencionar sólo algunos.

También habrá lugar para la industria del turismo, con alternativas de RV para ciudades o apps de RA para hacer un recorrido guiado, completo y en vivo por los principales atractivos urbanos de un destino. Brun, además, cita el caso de una cadena de resorts que, en sus locales, en lugar de tener folletería, tiene disponibles cascos de RV para que los clientes puedan conocer mejor los alojamientos de la firma alrededor del mundo.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos