En las últimas horas, entraron en vigencia las modalidades para hacer efectivo el pago de los servicios digitales prestados a usuarios o prestatarios del país por prestadores residentes o domiciliados en el exterior, en tanto el usuario local no sea responsable inscripto en el IVA.

Algunas de las empresas alcanzadas son Netflix; Spotify; PlayStation; Amazon; HBO Digital, Bloomberg; Airbnb y Booking.

Cuando las prestaciones de servicios digitales sean pagadas a sujetos residentes o domiciliados en el exterior, por intermedio de entidades del país que faciliten o administren los pagos al exterior, éstas deberán actuar en carácter de agentes de percepción y liquidación del impuesto e ingresar el monto correspondiente ante la AFIP, en tanto los prestatarios no revistan la calidad de responsable inscripto en el impuesto al valor agregado. En caso que el prestatario efectúe el pago del servicio digital mediante tarjeta de crédito y/o compra, la percepción del gravamen deberá practicarse en la fecha del cobro del resumen y/o liquidación de la tarjeta de que se trate.

Por caso, los usuarios de Netflix que están suscriptos al plan básico y que hasta ahora pagaban $129 al mes, pasarán a abonar $156,09. El plan estándar HD irá de $169 a $204,49, mientras que el premium cambiará de 229 a 277,09, respectivamente.

Otro de los impactados es Airbnb. En marzo pasado, los bancos ya comenzaron a retener hasta 28% de Ganancias a los propietarios que alquilan inmuebles a través de esa plataforma.