La canciller alemana, Angela Merkel, instó a respetar la "soberanía de la persona sobre sus datos" y llamó a sus pares a actuar para superar la "prueba de fuego" que supone la digitalización de la economía y la política, en su primera declaración en torno al escándalo de filtración de datos de Facebook.

En tanto que la primera ministra británica, Theresa May, recalcó que "la gente necesita tener confianza en cómo se usan sus datos personales", luego de negar posibles nexos entre el Partido Conservador y Cambridge Analytica (CA), la consultora investigada por el uso de datos de millones de usuarios de la red social.

"Alemania y la Unión Europea (UE) deben poner a la persona en el centro del debate" y reivindicar "la soberanía de la persona sobre sus datos" y su derecho a decidir sobre la difusión de cada uno de ellos, aseguró la canciller.

En un discurso en el que perfiló las principales políticas de la nueva legislatura, Merkel consideró que la UE tiene adelante un largo camino para alcanzar esos objetivos y señaló que la recientemente aprobada normativa sobre protección de datos es apenas "un primer paso".

Facebook, la mayor red social del mundo, se encuentra en la actualidad en el centro de un escándalo después de que se revelase que facilitó datos de 50 millones de usuarios a una empresa vinculada a la campaña de 2016 del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

May, por su parte, dijo que "por lo que sé, el gobierno no tiene ningún contrato actual con Cambridge Analytica o con el Grupo SCL".

Sin embargo, el líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Ian Blackford, sostuvo que la empresa de análisis de datos "fue dirigida por un presidente de la Asociación de Conservadores de Oxford, su presidente fundador fue un antiguo diputado conservador, un director parece haber donado más de 700.000 libras al partido y un antiguo tesorero del Partido Conservador es accionista".

En tanto, un portavoz de May explicó a medios británicos que Cambridge Analytica se había puesto en contacto con los conservadores para trabajar para el partido, pero que el enlace había ocurrido bajo una administración anterior, y la oferta había sido rechazada.

Se hizo un acercamiento y el partido decidió no llevarlo adelante, señaló el portavoz.