El telescopio espacial denominado James Webb es un observatorio espacial desarrollado por la colaboración entre alrededor de 17 países. Su construcción está siendo llevada acabo por la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense. 

Según resaltaron los científicos, el principal objetivo del telescopio será reemplazar a los ya conocidos cuerpos espaciales Hubble y Spitzer. 

Telescopio James Webb 

Además, con las tecnologías aplicadas en el nuevo telescopio, el campo científico podrá ampliar la gama de investigaciones en los campos de las astronomía y la cosmología. 

Desde la NASA indicaron que uno de sus principales objetivos es observar algunos de los eventos y objetos más distantes del universo, como la formación de las primeras galaxias. 

Una de las principales tareas del James Webb será estudiar la formación de estrellas y planetas, además de que se podrán obtener imágenes directas de exoplanetas y novas.

El telescopio se viene desarrollando desde 1996 y en un principio fue nombrado con el nombre de  Next Generation Space Telescope o NGST, en 2002 fue denominado James E. Webb, en honor al funcionario del gobierno estadounidense que fue administrador de la NASA entre 1961 y 1968 y jugó un papel integral en el programa Apolo.

A lo largo de todo su proceso, se llevan invertidos más de 10 miles de millones de dólares en el proyecto que se espera sea lanzado el 18 de diciembre del 2021.