La empresa estadounidense de viajes en auto compartidos Uber se dispone a hacerse cargo de Jump Bikes, una startup de bicicletas eléctricas.

Jump y Uber ya eran socios en San Francisco, donde la red de 250 bicicletas -que pueden tomarse y dejarse en cualquier parte utilizando un GPS integrado- está disponible a través de la aplicación Uber en la zona oeste de la ciudad desde principios de año. La prueba tuvo "un comienzo muy fuerte, con usuarios disfrutando, de forma cómoda y amigable, de circular de arriba a abajo por nuestras características colinas", dijo el presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, en una entrada de blog, sin dar a conocer los términos de la compra.

Potencial expansión

La compañía Jump, con sede en Nueva York y alrededor de 100 trabajadores, será subsidiaria de Uber y ofrecerá bicicletas en todo el mundo a través de la aplicación de Uber. Por ahora, además de San Francisco, las bicicletas Jump están también disponibles en la capital Washington DC.

Además de ofrecer sus propias bicis, Jump Bikes vende a las ciudades su tecnología con el nombre de Social Bicycles y, según la compañía estadounidense, ya son cuarenta las ciudades de seis países las que utilizan su sistema con diferente nombre.