Neuquén concentra cerca del 60% de la superficie esquiable del país, con tres centros de esquí y un parque de nieve que ya están preparados para recibir a los visitantes de la temporada invernal en un entorno de deslumbrantes paisajes cordilleranos. Se trata de los centros Chapelco Ski Resort, en San Martín de los Andes; Cerro Bayo, en Villa La Angostura, y Caviahue, en la localidad del mismo nombre, más el parque de nieve Batea Mahuida, en Villa Pehuenia.

El aumento de la afluencia turística brasileña hacia Chapelco llevó a Aerolíneas Argentinas a sumar para este invierno dos frecuencias semanales directas desde San Pablo al aeropuerto de San Martín de los Andes, a partir del 6 de julio. La compañía estatal ofrecerá también catorce vuelos directos semanales desde Buenos Aires, dos desde la ciudad de Rosario y otro tanto desde Córdoba.

Otra novedad de este invierno en Chapelco son las actividades que unen esquí y snowboard con el vuelo en diferentes disciplinas: snowkite, para "volar" en la nieve mediante el poder del viento, y parapente, para descender con las mejores vistas de la cordillera.

Además, el centro de esquí (que abrirá para la última semana de junio) concretó la renovación total de su guardería infantil, en donde los niños de 3 meses a 3 años permanecen cuidados y protegidos mientras los mayores disfrutan de la nieve.

La Escuela de Esquí Adaptado, que depende de la Escuela de Esquí y Snowboard de Chapelco Ski Resort, brinda la posibilidad de que las personas con discapacidades puedan practicar deportes invernales como esquí, snowboard, esquí nórdico y paseos con raquetas, entre otras actividades.

Cerro Bayo abrió la temporada el fin de semana, con un inicio que estuvo especialmente dirigido tanto a los peatones como a los caminantes durante una jornadas en la que el clima acompañó con muy buena acumulación de nieve en la montaña y sol radiante, lo que permitió a los visitantes disfrutar a pleno del lugar.

En esta etapa, quienes decidan ascender hasta el sector de 1.500 metros a través de la aerosilla principal podrán participar de actividades para todas las edades, como descensos en trineo y culipatín. También se puede optar por el vertiginoso snow tubing, que consiste en deslizarse sobre enormes cámaras por tres pistas de diferentes niveles y es apto para personas a partir de los 4 años.

Cerro Bayo abrirá las pistas para esquiadores principiantes este fin de semana con un circuito especial, mientras que los intermedios y los expertos de fuera de pista deberán esperar una semana más.

Con el fin de asegurar una temporada exitosa, en el cerro angosturense se avanza con la fabricación de nieve artificial (mediante máquinas que, con mucha presión, vaporizan el agua a temperaturas bajo cero y la convierten en nieve), con tres nuevos cañones de nieve de última generación que se suman a los tres del año pasado.