Unidad Ciudadana ha venido para quedarse y será la base de construcción de la alternativa a este gobierno”, dijo la ahora senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández, al reconocer la derrota de su espacio a manos de Cambiemos. La ex mandataria habló apenas unos minutos después de que Esteban Bullrich y María Eugenia Vidal anunciaran el triunfo amarillo en el distrito de mayor peso del país.

El discurso de Cristina se pareció a un llamado al PJ para sumarse a Unidad Ciudadana

Pese a los pronósticos que desde temprano comenzaron a emerger desde las filas de Unidad Ciudadana que daban cuenta que ese espacio estaría encabezando el comicio por apenas un punto de diferencia, lo cierto fue que la candidatura de Cristina no logró torcer el designio del electorado y el resultado final terminó confirmando los pronósticos de las principales encuestadoras.

Pasadas las cero hora y escrutadas el 99,14 % de las mesas totales del territorio bonaerense, el binomio integrado por Cristina y su ex canciller Jorge Taiana, con el 37,24 % de los votos, se ubicaba en un segundo lugar detrás de la dupla oficialista integrada por el ex ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich y su coequiper, Gladys González, quienes con el 41,38% de los guarismos, se quedaban con dos de los tres representantes en la Cámara Alta.

Unidad Ciudadana tampoco logró alzarse con la victoria en la categoría de Diputados, debido a que la candidata Fernanda Vallejos no logró imponerse a Graciela Ocaña.

Tempranamente y a diferencia de las primarias abiertas, el bunker del cristinismo se comenzó a nutrir de militantes que ocuparon uno de los sectores que lindaban con la sala de prensa organizada para la ocasión y con un centro de cómputos propio instalado en la sede del Instituto Patria, UC buscó evitar nuevas sorpresas, tal como ocurriera con la manipulación en el conteo de los votos en los comicios de agosto.

La ex mandataria, quien cerca de las 19.10 se había hecho presente en un bunker sin folklore peronista, instalado en el estadio del Club Atlético Arsenal, al caer la noche y ya sin resto para discusiones, señaló que el espacio que decidió construir para afrontar estas elecciones sumó “mas votos que en las PASO” pese a haber “enfrentado a la más enorme e inédita concentración de poder de la que se tenga memoria desde la restauración democrática” y advirtió que de esa manera “emerge como la oposición más firme a este gobierno”.

“A pesar de este crecimiento, no nos alcanza para superar a nuestros adversarios” dijo en otro tramo la ex jefa de Estado al reconocer la derrota, y agregó que “el escrutinio no ha finalizado” pero “nosotros somos serios y jamas montaríamos un espectáculo para dejarlos contentos a ustedes”.

Luego y tras reconocer que la campaña que le tocó encabezar “fue una verdadera hazaña” y de recordar su pertenencia al lado de lo “nacional y popular”, finalmente la ahora senadora nacional, advirtió: “Aquí no se acaba nada, hoy aquí empieza todo”.