Netflix estrenó en su plataforma una película dirigida por un reconocido director que revivió un clásico infantil olvidado. No solo produjo su propia versión de la historia que supo convertirse en un hito del cine infantil, sino que además ganó el corazón de todo el mundo. Actualmente, la película se encuentra entre lo más visto de la plataforma.

La plataforma no quiere perder terreno ante Disney+ y HBO Max, por esto avanza con el estreno de nuevas temporadas de series amadas por los fans como Sky Rojo y Vikings: Valhalla, además de estrenar una serie que innova al permitir elegir tu propio camino para verla como Caleidoscopio.

En tanto, continúan los éxitos de Merlina, Glass Onion y Matrimillas. Junto a estas producciones, Netflix intenta hacer que los subscriptores no abandonen el servicio debido a la polémica decisión de cobrar un monto extra, en caso de compartir la cuenta con personas que no habiten la misma casa.

El clásico que revivió Netflix

Pinocho de 1940 es un clásico animado de Disney que relata las aventuras de una marioneta creada por el anciano Gepetto, quién desea tener un hijo. Un día, un hada mágica decide cumplir los deseos del carpintero y le otorga vida a Pinocho delante de Pepe Grillo, el insecto narrador de este cuento.

Un clásico animado que trascendió el tiempo y quedó en el imaginario popular, gracias al carisma del joven Pinocho y a sus icónicas aventuras que fueron parodiadas en múltiples obras como Los Simpson o la película de Dreamworks: Shrek.

Pinocho de Disney

Pinocho supo ganar también el respeto de la academia de cine, debido a que ganó el premio a Mejor Banda Sonora en las premiaciones de 1941. Tras varias adaptaciones fallidas que intentaron emular el éxito de esta enternecedora obra, finalmente Netflix consiguió revivir esta mítica película infantil, de la mano del director Guillermo del Toro.

Netflix: más noticias

Pinocchio de Guillermo del Toro

Guillermo del Toro, el famoso director mexicano, ganador del premio Óscar a mejor película y mejor director, en 2017, por La forma del agua, revivió este clásico infantil.

El director mexicano venía trabajando en conjunto con Netflix en varias oportunidades, con la creación y producción de la película Trollhunters: El despertar de los titanes y la serie antológica de terror: El gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro.

Guillermo Del Toro en Netflix

Sin embargo, el éxito definitivo y con el que ganaría el corazón de los subscriptores de la plataforma sería con su propia versión de Pinocho, el amado personaje de Disney. Guillermo del Toro reinterpretó la obra dotándolo de los propios intereses de su filmografía, llevando al personaje a situaciones más oscuras y adultas, sin perder cierto tono infantil que tenía el clásico animado. 

La película de Netflix que conquistó a todo el mundo

En el clásico animado de 1940, Pinocho obtenía la vida por el deseo de un hada madrina. Sin embargo, en la versión de Guillermo del Toro, el director no pierde la oportunidad de agregar a sus conocidas criaturas de fantasía que lo acompañan en sus míticas obras como El Laberinto del Fauno, La forma del Agua, Cronos y El Espinazo del Diablo. En este caso, estamos en vistas de un Pinocho mucho más espiritual conectado con la religión, por la simbología utilizada en la cinta, incluyendo una escena donde Pinocho desea ser amado como Jesús, al punto de terminar incluso el mismo crucificado.

Del Toro también agrega cierto contexto de conflicto histórico político con un papel preponderante de la ideología fascista presente en la obra, al estar ubicada temporalmente en la Italia de los años 30, comandada por el dictador Benito Mussolini. Algo que ayudará a que Pinocho se defina en oposición a esa postura ideológica, aprendiendo en el proceso el significado y el valor de la vida humana.

Pero la principal razón por la cual funciona el Pinocho de Guillermo del Toro es por su factor emocional. La versión de Disney era un niño mucho más rebelde, con piscas de mayor maldad y picardía. En el caso de este nuevo personaje, el director mexicano lo propone como un joven inocente, como un bebe capaz de hablar y caminar, curioso y con deseos de descubrir y estar a la altura de las expectativas de los demás, aunque en última instancia solo desea ser amado, por su padre primero y por el resto del mundo después.

La obra de Guillermo del Toro ocupa el puesto 5 entre lo más visto de Netflix y actualmente se encuentra en carrera como una de las películas preseleccionadas para los premios Óscars 2023, no cabe duda que el presente es brillante para el personaje que revivieron Del Toro y Netflix, y el futuro también parece prometedor.